Entender la depresión atípica

Imagen

Este tipo de depresión puede hacer que te sientas tan cansado que no quieras salir de la cama.

Hace unos 50 años, los psiquiatras en Inglaterra describieron un grupo de pacientes deprimidos como “atípicos”. Veinticinco años más tarde, los investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York usaron el término “parálisis pesada” para referirse a los pacientes que describían su malestar como si tuvieran plomos atados a sus piernas. Hoy en día, este tipo de depresión se llama depresión atípica, o depresión con características atípicas.

A pesar de la palabra “atípica” la depresión atípica no es inusual. De hecho, la depresión atípica puede ser uno de los tipos más comunes de la depresión (y algunos médicos aún creen que está infradiagnosticada).

¿Cómo es la depresión atípica? Los estudios demuestran que las personas con depresión atípica pierden más días de actividades habituales, tienen más discapacidad, y utilizan los servicios de atención médica más que las personas con otros tipos depresión. Si usted se siente somnoliento todo el tiempo, está aumentando de peso, y es demasiado sensible al rechazo, usted podría estar sufriendo de depresión atípica.

Depresión atípica: Los síntomas que conducen al diagnóstico de depresión atípica tienen diferentes síntomas y responde de manera diferente al tratamiento que los otros tipos de depresión.

La depresión atípica puede ser abrumadora, tanto física como mentalmente. A diferencia de otros tipos de depresión, las personas con depresión atípica pueden sentirse animados por un acontecimiento positivo, pero reaccionan de forma exagerada a los acontecimientos negativos. Una depresión severa puede ser activada por cualquier sentimiento de rechazo por parte de un amigo, jefe, o ser querido.

Los síntomas de la depresión atípica abarcan:

• Aumento del apetito: A diferencia de otros tipos de depresión en que las personas pueden perder interés en la comida, si usted tiene depresión atípica es posible que tenga un antojo de comidas reconfortantes. El aumento de peso es un signo común.

• Aumento del sueño: A diferencia de otros tipos de depresión en que las personas tienen problemas para dormir lo suficiente, las personas con depresión atípica tienen ganas de dormir todo el tiempo.

• Abatimiento o parálisis pesada: Este término se refiere a una sensación de pesadez en los brazos y las piernas que las personas con depresión atípica experimentan. Pueden sentirse muy cansados, como si sus movimientos físicos hubiesen disminuido.

• Hipersensibilidad: Las personas con este tipo de depresión tienden a presentar un rasgo de personalidad de aumento de la sensibilidad. Pueden llegar a asumir que  no gustan a otras personas o que no aprueban su comportamiento.

El diagnóstico de la depresión atípica se hace cuando la depresión severa presenta dos de los síntomas anteriores. Sin embargo, un estudio publicado en la revista Archives of General Psychiatry comparó 304 pacientes con depresión atípica en 836 pacientes con depresión grave y descubrió que dormir en exceso y comer en exceso son los dos síntomas más importantes para el diagnóstico de la depresión atípica.

Tratamiento

Uno de los primeros indicios de que la depresión atípica era un tipo diferente de depresión fue que los pacientes respondían mejor a un tipo de antidepresivos llamados inhibidores de la monoamino oxidasa. Hoy en día existen más opciones para el tratamiento de la depresión atípica:

• Inhibidores de de la monoamino oxidasa (IMAO): Esta clase más antigua de medicamentos antidepresivos todavía se usa para la depresión atípica. Sin embargo, los IMAO pueden tener efectos secundarios peligrosos.

• Inhibidores selectivos la recaptación de serotonina (ISRS): Estos medicamentos más nuevos tienen menos efectos secundarios que los IMAO. Pueden ser ligeramente menos eficaces, pero su seguridad les hace un fármaco útil para la depresión atípica.

• Terapia cognitiva: Este es un tipo de psicoterapia, que se utiliza para el tratamiento de muchos tipos de depresión, incluida la depresión atípica. Un estudio publicado en los Archivos de Psiquiatría comparaba la terapia cognitiva, una droga IMAO, y un placebo en pacientes con depresión atípica. El estudio encontró que la terapia cognitiva fue tan eficaz como IMAO, y ambos fueron más efectivos que el placebo en el tratamiento de la depresión atípica.

• Cromo: Este es un mineral que juega un papel importante en la regulación del azúcar en la sangre y puede afectar también mensajeros químicos en el cerebro. Un pequeño estudio publicado en el Journal of Psychiatric Practice descubrió que tomar suplementos de cromo puede aliviar los síntomas de la depresión atípica, incluyendo el deseo por consumir carbohidratos.

Si usted tiene cualquiera de los síntomas de depresión atípica, y especialmente si usted está deprimido y encuentra que usted está durmiendo o comiendo demasiado, usted necesita consultar con un especialista. La depresión atípica es una enfermedad grave con mayores riesgos de invalidez, abuso de drogas y suicidio que otros tipos de depresión.

La buena noticia es que la depresión atípica es también muy tratable. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas se recuperan y pueden regresar a sus actividades normales.

Si tienes alguna duda pincha aquí

http://www.solucionespsiquiatria.com/hagasupregunta.php

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Depresión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s